La imagen del gainer

Del mismo modo que con el resto de la gente también hay sentido de apreciación propia y autoimágen en el universo gainer. 



A todos nos ha pasado en alguna ocasión que al levantarnos por la mañana y vernos al espejo tenemos esa sensación de mirarnos y sentirnos bien con nuestro cuerpo sin importar el que estemos cumpliendo o no nuestras metas, y de igual modo habrá otros momentos en los que pareciera que simplemente nos vemos a nosotros mismos con malos ojos o con la sensación de que hay algo que no nos tiene cómodos. Curiosamente (seamos feeders/gainers o no) como sociedad damos énfasis en prototipos que rayan en lo ridículo; desde estar esquelético, hasta lucir siempre joven (sin importar la edad)... y sufrimos cuando no entramos en esa "norma" que más que eso es un ideal casi inalcanzable.


Esa manera tan subjetiva en la que nos apreciamos a nosotros mismos tiene mucho que ver con las experiencias, sensaciones, actitudes, pensamientos y hasta los estados de ánimo que podamos tener en un momento dado. Siendo gainer es un aspecto muy importante, ya que al final de cuentas es un cambio físico el que va a representar lo que te gusta y lo que estás buscando, pero claro que al tratarse de un gusto de minoría a veces sientes que este cambio será juzgado de forma diferente por otras personas más "promedio" quienes probablemente piensen que te ves mal a ti mismo o estás insatisfecho con tu cuerpo cuando en realidad no es así; muchos por el otro lado, se sienten cómodos y se aceptan así, pero no quieren que se entere el resto de la gente porque piensan que si se llegaran a enterar de su verdadera percepción podrían juzgarlos como trastornados o alejados de la realidad. Pero la verdad es que simplemente no hay algo correcto o incorrecto y tú mismo eres el único que puede juzgarte, simplemente se trata de la forma en la que aceptas lo que a ti te parece bien y te hace sentir cómodo, toda esta apreciación a cerca de tu propio cuerpo y el de los demás forma parte de la imagen personal; se trata de cómo, muy subjetivamente, nos juzgamos en cuanto a nuestra apariencia física, y aunque pudieras pensar que se trata de algo que se asume muy fácilmente, lo cierto es que es todo un proceso más que algo estático, sobre todo para los que estamos dentro del universo gainer.


Muchas veces actuamos de a cuerdo a lo (que creemos) que los demás piensan o pensarán de nosotros, tanto en la vida cotidiana como en el universo gainer; pero la reacción de los "no gainers" al respecto no siempre es la que te pudieras esperar, y es que depende en gran cantidad de la actitud con que la tomes o la importancia que le des. Por regla general (como demuestran los casos de personas con trastornos alimentarios tipo bulimia o anorexia), tendemos a sobreponer nuestras percepciones a la realidad física, y a pesar de que como gainers nuestra propia percepción seguramente dista un poco de lo que piensa el común de la gente, al igual que ellos lo importante es que consideremos que sólo se trata de cómo apreciamos las cosas, es personal y por lo tanto sea lo que sea no puede ser ni mala ni buena, y a mi punto de vista la única que se debería considerar como "más objetiva" debería ser aquella que tenga que ver con nuestra salud y bienestar, no para hacernos sentir culpables o mal con nuestro propio cuerpo, sino para tener un cuerpo que nos dure bastante como para disfrutar por largo tiempo esto que tanto nos gusta.


No es de asombrarse que nuestra imagen corporal nos cause conflicto aún dentro del universo gainer, el hecho es que entre la "gente normal" hasta el 70% de los mexicanos no se sienten satisfechos con su imagen corporal independientemente de cuál sea su complexión, peso o estatura, así que por extensión nosotros no nos salvamos tampoco, por eso nunca olvides que al final de cuentas sólo son perspectivas muy subjetivas y personales, nadie puede decidir qué es lo correcto en este caso, pero tú sí puedes decidirte a ser feliz y sentirte a gusto con lo que eres y como te ves, así vivirás más tranquilo y con menos frustraciones y presiones por cumplir o no metas específicas para engordar. Esto aplica a todos los niveles, si eres un gainer que hace tiempo se ha decido y has podido engordar, seguro en su momento ya te topaste con el conflicto que planteo arriba; el aceptar que te gusta hacerlo y que te gusta cómo vas cambiando. ¡Pero eso no es todo!, de la misma forma en que para la sociedad en general los medios presentan modelos idealizados imposibles de alcanzar, en el universo gainer también existen esos modelos inalcanzables que, en muchos casos, te sacan de un mundo del que nunca podrás alcanzar esa perfección de ser delgado, tonificado y ágil para meterte dentro de otro donde nunca te sientes lo suficientemente grande, gordo o deseado; en ambos casos se trata de una distorsión a la imagen propia, pues estamos acostumbrados a creer que el aspecto lo es todo y a poner énfasis en lo que tenemos y hacemos más de en lo que en realidad somos como personas (después de todo la comunidad gainer, a pesar de deberse a un atributo físico, tiene que ver con la ideología y estilo de vida que implica el acto de engordar a propósito y no sólo tiene que ver con el hecho de estar gordo). Por suerte si lo piensas detenidamente te darás cuenta que engordas por gusto propio y no para los demás, ya que de ser así no te habrías decidido. Lo importante entonces es, sin importar si eres gainer o no, cambiar el concepto que tienes de ti mismo a uno positivo y aceptar y querer tu cuerpo por el simple hecho de que te pertenece, cambiar para mejorar como te ves y te sientes y no porque no te gustes a ti mismo, o porque te lo exija un feeder o el resto de la comunidad.


¿Y qué pasa cuando aparece alguien en tu vida que te hace repensar tu situación? Una de las razones por las que tendemos a querer dar gusto a otro es el hecho de querer conseguir pareja (créanme, me ha pasado), pero nunca te olvides de que si encuentras a alguien que te quiera de verdad, te aceptará como sea, aún cuando le gustes un poco más de alguna forma en particular; si tu pareja es feeder seguro te preferirá más gordo, pero si en realidad ha desarrollado aprecio y amor por ti no le importará si no puedes engordar o incluso si adelgazas si eso repercute de forma positiva en tu salud, aún cuando pueda implicarle menos atracción. Una pareja real quiere más allá del físico, recuerda que eso es lo que diferencia a una pareja estable de los simples admiradores en que puedes tener en este medio, los vínculos van más allá de lo físico, y si estas con alguien que no es capaz de apreciarte más allá de eso entonces quizás sea una buena idea reconsiderar el seguir junto a esa persona; el gaining es muy importante, más no imprescindible. Acéptate y quiérete sin importar qué y sin esperar que los demás lo hagan por ti, no te obsesiones con tu cuerpo o partes específicas; hay muchos gainers que viven siempre inconformes porque no engordan exactamente como quieren y se la pasan pensando en el tamaño de su barriga, nalgas, caderas... etc., otros se condicionan a lo que les piden sus admiradores sin pensar en ellos mismos, y hay quienes simplemente nunca se sienten satisfechos con lo gordos que están. Como puedes ver, conseguir esa autoaceptación es un problema para cualquiera siendo o no gainer, y aunque el aceptarte te dará una actitud diferente, una que te hará sentir atractivo independientemente de lo gordo que estés o puedas llegar a estar, es difícil dejar de pensar de la manera "convencional" (que ya dijimos que no es la más indicada) pues implica introspección y cierto grado de madurez emocional, que de hecho es propio de gente más adulta, pero recuerda que puedes alcanzar madurez sin necesariamente ser viejo. Intenta recordar que la atracción física no es una prioridad aunque sea muy, muy importante, y concéntrate en tus metas y lo que quieres lograr además del gaining; piensa en si realmente tu físico afectará tu vida o no, y abre tus horizontes para considerar una realidad más objetiva. Siempre es refrescante escuchar a un gainer decir cosas como: “Me siento bien, me veo gordo, me gustaría subir más de peso solo para experimentarlo, pero me gusto así” o "Me gusta mi cuerpo, me gusta estar gordo, pero quiero mejorar mi calidad de vida para durar sano mucho tiempo y no me importa si eso significa adelgazar" o "Me encanta estar así de obeso, pero debo bajar de peso y no por eso me voy a dejar de ver y sentir bien", sobre todo cuando lo dicen de corazón y sin sentirse mal.


Como ves, en cuanto problemas de aceptación e imagen personal los feeders y gainers no estamos solos, toda persona con diferencias visibles suele ser objeto de diversas reacciones por parte de los demás, incluyendo miradas, preguntas insolentes, comentarios insensibles y acciones desconsideradas. Pero siempre es importante quererse uno mismo, forjar una imagen positiva y no tomarlas como una ofensa personal, en especial si vienen de gente que no es relevante en nuestra vida, este comportamiento dice mucho de la ignorancia social del “ofensor”, no de nosotros; después de todo, tanto es malo juzgar a alguien por engordar o porque le gusten los gordos, como lo es hacerlo con alguien que ha sufrido una amputación o tiene alguna deformidad, ser diferente (en cualquier forma) no es malo y mucho menos salir de esos ideales impuestos por unos cuantos, ser diferentes es lo que nos enriquece como sociedad, y aquel que no lo vea seguramente es porque es ignorante o simplemente proyecta algo que no le gusta de sí mismo.


¿Quieres engordar porque deseas verte mejor?, ¿te gusta cómo eres?. Las exigencias que nos ponemos y el cómo nos valoramos (y como lo hacen los demás) no siempre son lo más acertado. ¿Y tú, cómo te ves a ti mismo?
Share on Google Plus

Autor de la entrada: Hugo Hunter

Si te gustó la entrada no olvides compartirla y dejar tus comentarios.
Recuerda suscribirte para estar siempre al tanto de las últimas noticias.
    Blogger Comment

4 comentarios:

Recuerda que compartir nuestras experiencias nos ayuda a todos. ¡El blog es un gainer, aliméntalo con tus comentarios!

Por favor trata de comentar en español, si tienes problemas usa el traductor de Google. Si no estás registrado escoge la opción nombre/url para comentar. No comentes como anónimo.