El Gainer

Novedades y actualizaciones

Se han realizado algunos cambios a la página para adaptarla mejor a dispositivos móviles ¿pueden notarlos?

Hugo Hunter
Mayo de 2021

La historia detrás del gainer

Parte 1: El descubrimiento.


Después de haber escrito de toda la ciencia y arte del mundo del gaining y todo lo que implica me han dado ganas de hablar de cosas un tanto más personales; Todos tenemos nuestra propia historia, y la verdad no creo que la mía sea una sumamente inspiradora, pero finalmente creo que merece ser contada. Además que algunos me han hecho un par de preguntas que, aún que no me molesta, no quisiera volver a responder una y otra, y otra vez... ¡Tranquilos, no voy a contar la historia de toda mi vida!, oh... esperen.... ¡quizás lo haga!. Espero les agrade saber un poco más de mi.


Mi atracción hacia la gordura se remonta a mi infancia, la primera vez en que puedo recordar ocurrió cuando tenía al rededor de unos 6 años; una de mis actividades favoritas era jugar en el patio de la casa y entre mis juegos favoritos estaba el crear historias y pensar que estaba representando el papel principal. Básicamente mis juegos e historias eran de lo más común; aventuras en mundos fantásticos dónde yo era el héroe y salvaba el día, pero de cuando en cuando mis historias daban un vuelco algo retorcido y concluían en hacer que el héroe se sacrificara por su causa (¡rescaté desde damiselas, hasta importantes mandatarios, desactivé bombas, salve pueblos!, era un precio pequeño a pagar) y por alguna extraña razón dicho sacrificio siempre consistía en mi entregándome a una fuerza superior, quien a cambio de tenerme cautivo haría un pacto para liberar a todos los involucrados y desaparecer para siempre, ¿una trampa?... ¡así es!. Una vez en manos de las fuerzas del mal la aventura continuaba, ¿que clase de villanos son los que cumplen sus promesas? Así que mi nueva misión era la de escapar, pero el estar en territorio enemigo no me daba la ventaja, y es ahí donde las cosas se vuelven gainer; para evitar que escapára y asegurarse de poder hacer sus fechorías en el mundo aquella fuerza maligna superior (bruja, hechicero, científico loco, espía el gobierno...) de alguna manera me engordaba instantáneamente, si... me engordaba más y más, hasta que finalmente el héroe se rendía y simplemente se dedicaba a ser un gordo holgazán, como diciendo "si no puedes vencerlos, úneteles" terminaba disfrutando de la vida ignorando todo lo demás, hundido en un mundo lejos de todos y de todo. Sacar la panza, rellenar la ropa con almohadas... eran parte de mi juego cotidiano. De ser honesto no tengo pista alguna de donde pude haber sacado semejantes ideas, pero lo cierto es que eran mis finales favoritos, en esa época yo era realmente delgado, incluso más de lo que se suponía que fuera, quizás mis juegos eran una forma de sentirme como los demás, o simplemente eran parte de mi pasión aún en latencia.


El tiempo pasó entre juegos y nuevas responsabilidades con la escuela, al entrar a la primaria engorde un poco (salir de casa significa descubrir golosinas y comida chatarra, además de que el poco dinero que me daban lo gastaba en comer), debido a que anteriormente fui bajo de peso, todos en casa acogieron muy bien la idea de que engordara un poquito, pero ese "poquito" pronto se salió de control a la vista de mis familiares, a tan temprana edad ya enfrentaba problemas con esas confrontaciones por parte de familiares "¡estás muy gordo, ponte a hacer algo flojo!", siempre me provocaban enfado dichos comentarios. Después de todo a mi me agradaba como era y aquello no era suficiente para hacerme desistir en mis juegos inocentes, y ahora como complemento podía también usar la ropa ajustada que habia empezado a dejar atrás, simplemente me ponía en el espejo y la sumía e inflaba, simplemente me pasaba el tiempo admirándola. Aún recuerdo como exploraba mi cuerpo; sostenía mi barriga (no había crecido mucho, pero ahora la tenía y eso era emocionante considerando que antes más bien era cóncava) frente al espejo y la admiraba, me sentía grande y fuerte, realmente no comprendía por que los demás veían tan mal el ser gordo. Así mis juegos continuaron, y de cuando en cuando también los comentarios, mismos que nunca fueron en demasía agresivos realmente.


Para cuando cumplí 9 años ya era un niño bastante "llenito" había crecido, naturalmente, lo que hacía que no me apreciara tan gordo, esos comentarios que de vez en cuando salían ya habían cesado, aún que claro, a esa edad más que insistir es probable que tus padres cambien tu dieta y tus actividades en lugar de seguir las confrontaciones, o al menos eso sospecho que hicieron. Algunos eventos importantes marcaron esta etapa: por problemas totalmente ajenos a mí fui transferido a otra escuela, a primera instancia acepte el cambió muy emocionado, pero pronto me di cuenta de que simplemente no encajaba con mis nuevos compañeros, de hecho, pronto sentí que simplemente no encajaba en ese lugar. Muy a pesar de mi buena actitud en un principio, termine convirtiéndome en un niño solitario y aislado (más sensible de lo normal si me lo preguntan), solo hablaba vagamente con uno o dos de mis compañeros y se puede decir que no participaba en nada, mis recreos consistían en sentarme en algún lugar tranquilo a observar el mundo a mi alrededor en silencio, y por supuesto a comer, mismo caso para todas las horas de descanso y esparcimiento. Mi cambio de hábitos, como puedes suponer, condicionó que comenzara a aumentar de peso, cosa que no me molestaba en lo absoluto, al menos hasta que mis compañeros o familiares hacían alguno de sus comentarios incómodos (la verdad no puedo recordar si es que no eran del todo frecuentes o simplemente no los tomaba en cuenta). Poco tiempo después, en un pequeño incidente andando bicicleta, me fisuré la tibia derecha, así que permanecí poco más de un mes con una férula y en reposo, ¿el resultado?, así es, finalmente me volví un gordo, ya había pasado esa apariencia en la cual la gente solo dice que estas "llenito". Tras poco más de mes y medio, como cualquier niño, sané rápido y mi vida continuó de la manera habitual con algo más de visitas al espejo, sin saber exactamente que significaban.


Lo que puedo considerar como mi primer pensamiento gainer ocurrió cuando recién estaba en la secundaria, las cosas pintaban mucho mejor; aún que seguía estando gordito había en mi nueva escuela muchos alumnos, mucho más gordos que yo, y ese estirón de la adolescencia me estaba ayudando a verme más proporcionado (así que se acabaron los cometarios rudos). Desde el primer momento decidí comenzar con el pie derecho y no relegarme; pronto me hice popular, era como "el amigo de todos", si bien no era al que invitaban a todos lados, si era con el que todos se juntaban para reírse un rato y pasar el tiempo, me volví adicto a los videojuegos y las computadoras, una de las actividades que cambiaría mi vida para siempre. Vallamos por partes, hablaba de mi primer pensamiento gainer: un día mientras me encontraba en un puesto de tacos al que frecuentemente iba con mi familia pasó cerca de nosotros lo que se convertiría para mi en una especie de epifanía; un hombre obeso, inmenso y delicioso con una inmensa barriga que se balanceaba y temblaba mientras caminaba por la avenida, aún lo recuerdo; su pantalón ajustado hacía que se formaran unos pequeños y sensuales pliegues al rededor, y su playera blanca dejaba salir un poco de su basta barriga mientras caminaba. Simplemente me pareció irresistible, aún recuerdo que tuve problemas para levantarme e irme, pues luego de ver como se movía y temblaba su barriga al bajar los escalones de la plaza tuve un erección increíblemente descontrolada, por demás era ya frecuente que tuviera erecciones sin razón alguna en ese entonces, hecho que me daba curiosidad porque hasta el momento simplemente no sabía que las desencadenaba, no obstante ese día me quedo claro, ver a ese gordo era el motivo... Mientras disimulaba para irme pensaba "¿cómo estar como él?, pues comiendo... ¿no?". La verdad es que fuera de ese pensamiento no hubo más reacciones, pero sin duda se trataba de la apertura a un mundo nuevo, y yo ni siquiera lo imaginaba.


A veces me pongo a pensar ¿que sería de mi si no hubiera existido la web en ese momento?, quizás sea algo con lo que tuvieron que lidiar generaciones anteriores de feeders y gainers e imagino que las cosas eran un tanto más complicadas sin ella, pues recuerdo como a través del internet encontré tras mi encuentro con la gordura en aquella ocasión, un lugar en el cual inciar mi búsqueda al respecto, ¡ah con que grata sorpresa me encontré! no era el único, no estaba solo. Como todos, este fue el momento de dudas y de cuestionarme a mi mismo, pero toda mi sexualidad salio de a poco, jamás tuve algo de que arrepentirme y esos pequeños momentos de culpa simplemente se desvanecieron con el tiempo. Mi encuentro con la web no hizo más que despertar más curiosidad por este recién descubierto deseo, mis primeras experiencias consistieron simplemente en ver y admirar fotos de gordos, dando como resultado mi primera masturbación. Posteriormente sitios como gordoshow, gainer web y belly builders marcarón un hito en el desarrollo de mi sexualidad, ahora tenía ese concepto; feeders, gainers, fodies, feedees... ahora tenía sentido de pertenencia.


Ya en la preparatoria me había vuelto más activo y social en el universo gainer, con algunos contactos añadidos en mi messenger y navegando entre los sitios gainer podía descargar esa tensión sexual y emocional, pues en este punto es más que obvio que por doquier me vendían los típicos cánones de belleza en los que se repudia a la obesidad, la confusión y la culpa llegaban a estar a la orden del día. Felizmente con algo de introspección y ayuda de mis contactos más cercanos pude decidirme y saber que era lo que realmente quería con el tiempo y muy a pesar de las influencias del mundo "normal", algunos de esos contactos los conservo hasta el día de hoy. Finalmente y gracias a esto me decidí a engordar por mi cuenta, ¿por qué?, porque quería experimentar en carne propia, quería saber si lo que sentía no era más que una fantasía excitante, o de verdad quería hacerlo parte de mi vida, y probar a hacerlo era, a mi parecer, la única forma de averiguarlo. Mi vida trascurrió normal en cuanto a lo demás, me transferí a otra preparatoria, en ambas siempre fui muy sociable y me rodeaba de amistades, pero siempre con la expectativa de ser gainer, puedo decir sin temor a equivocarme que ha sido la época que mejor he aprovechado al respecto; me dedicaba a comer cuanto podía en donde pudiera, siempre consiguiendo refrigerios de todo tipo, sin que afectará mis actividades claro está, por su puesto noté que al engordar mi deseo también crecía, el medirme y compartir mi progreso no hacía más que convencerme de que hacía lo que más me gustaba. Durante este periodo pase de pesar 75kg a 112kg, por fin podía decirlo sin dudas; ¡amaba esto, amaba ser gordo y amaba haber engordado!. Así pues, era un sujeto orgulloso de su gordura, y aún con ganas de más.


Previo a entrar a la universidad había tenido problemas al decidirme, aún que la crisis vocacional estuvo presente unos meses, finalmente me decidí a estudiar medicina, sin embargo a pesar de haber superado ese obstáculo sentía que algo hacía falta en mi vida. El universo gainer siempre fue mi apoyo, pero todos mis contactos eran lejanos y nunca había visto a nadie fuera de la red, comenzaba a sentir esa soledad, esa necesidad de estar con alguien. Entre una nueva ola de dudas me decidí a simplemente seguir conservando el peso que había ganado ya que entre otras cosas el momento de salir de casa hacia más complicado el seguir engordando. Sobra que les diga que está fase fue de los más estrepitosos momentos de mi vida: sexo, drogas, tórridos romances y toda una nueva vida social me dejaron en 92kg, sin embargo poco me importaba al concentrarme en otros aspectos importantes; por fin fui capaz de decir públicamente que soy gay, por primera vez tuve una relación sentimental con un hombre, y por primera vez supe que estaba en lo cierto y que no debía arrepentirme, muchos piensan que ese año en el que viví alocadamente solo perdí el tiempo, yo pienso que fue una de las etapas más cruciales en mi vida. Luego de ese lapso de desmesura me decidí a ser más centrado, pues este nuevo estilo de vida no se llevaba con el gaining y mucho menos con la escuela.


Las posibilidades parecían infinitas, me había cambiado a una nueva ciudad en la cual empecé a estudiar medicina. Recién había entrado a la universidad decidí regresar a engordar, pero lo encontré imposible, las circunstancias simplemente no me favorecían; horarios sumamente inaccesibles, constante trabajo físico, horas interminables de estudio, severos problemas económicos, falta de sueño.... y la lista sigue y sigue. Decidí tras mucho pensarlo no esforzarme más y regresar a ello cuando me fuera posible, evitar frustraciones y simplemente disfrutar la vida, y ¿por qué no? engordar a alguien más, a partir de ese momento me declare feeder. Mi nueva actitud feeder me llevó a conocer a muchas personas nuevas, finalmente tuve la oportunidad de tener contacto verdadero con muchos miembros de la comunidad, lo que simplemente reforzó mi convicción ya existente, pero a pesar de ella quería algo más que placer sexual. A los 24 años comencé lo que sería una larga relación que por primera vez haría que me apartara del universo gainer, pero a pesar de todo siempre seguí con mi deseo interno y al no compartirlo con mi pareja pronto llegue a un punto crítico, nuestra relación terminó de manera un tanto violenta, pero me dejó como lección el no ocultar ante mi pareja sentimental el universo gainer, es más, desde ese momento me decidí a que tenía que pertenecer a la comunidad desde un principio para considerarlo. Para este entonces me encontraba yo pesando 79kg y aún con lo más difícil de mi carrera por delante; el internado lo pasé en un hospital militar, cero gordura, cero indisciplina. Desde el punto de vista gainer uno de los momentos más desesperantes de mi vida, tras un año terminó y hoy me encuentro aquí; libre, aún con camino por recorrer, pero confiado y decidido, sin culpas y sin remordimientos, sentimientos de los cuales nació este espacio al final de cuentas. Hoy con mis 25 años y 80kg puedo decir que mi momento de despegar apenas comienza. Quizás, en un momento no muy lejano, vuelva a las andadas, me gusta pensar que cuando sea posible lo disfrutaré más que nunca, sin prisas, sin pena, y con algo de suerte, con la persona indicada a mi lado ayudándome.


Como ves mi historia no habla precisamente de sacrificios y graves problemas, a pesar de estar en este universo me considero una persona normal en muchos sentidos, y si, es verdad, diferente en muchos otros. Lo importante es decidirte, siempre hacer las cosas por ti y para ti, no arrepentirte y seguir adelante. ¿Tu historia se parece?, ¿quieres saber algo más? Recuerda que compartir nuestras vivencias nos ayuda a aprender, a ser mas humanos, a ser mas gainers.

¿Tienes ganas de más? Lee acerca de los problemas que tuve en el transcurso de está historia en la segunda parte de esta entrada.

28 Comentarios

Recuerda que compartir nuestras experiencias nos ayuda a todos. ¡El blog es un gainer, aliméntalo con tus comentarios!

Por favor trata de comentar en español, si tienes problemas usa el traductor de Google. Si no estás registrado escoge la opción nombre/url para comentar. No comentes como anónimo.

  1. Eres del d.f me gustaría charlar contigo ardcorehelectro@hotmail.com saludos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Será todo un placer que podamos contactar un poco, pero no soy del DF, soy de provincia. De cualquier modo seguimos en contacto, muchas gracias por la confianza de dejar tu correo. ;)

      Borrar
  2. Todo iba perfecto pero el "final" me deja con un sabor amargo. Me tiró para atrás! :(

    Y estos mi signos pre-inicio:
    Por cierto, cuando yo tenia mas o menos 10 años tambien dibujaba historias al estilo comics, donde tambien habia un heroe (aunque a diferencia tuya, no era yo) y un malvado cientifico loco que queria derrotarlo pero nunca podia. Entre varios capitulos que hice, uno consistia en que se hizo pasar por un nuevo estudiante de intercambio y de a poco llevaba al heroe a la vagancia y a comer mucho mas. Con la semanas se iba poniendo bastante mas gordo. Recuerdo que en la viñeta iba poniendo los dias y su evolucion. Cuando llega el momento del encuentro estaba bastante gordo y no podia luchar, aunque su grasa hacia efecto rebote y el malvado volvio a perder. Ese fue digamos el primer contacto (desconociendo el mundo gainer).

    Ya con 13 años, el despertar sexual y todo eso.. y sin internet (que recien lo tuve desde los 20!) en los tiempos libres dibujaba y dibujaba, y las historias se centraban cada mas con el tema del engorde. Lo loco era que me excitaba dibujandolas!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Jajaja no le encuentro nada de loco que te excitaran las historias, yo también dibujaba gordos, pero solo lo hacia esporádicamente y por que me encantaban los dibujos de Warren Davis. (No tengo talento para eso así que lo dejé por la paz)

      Por cierto que el "final" no es el final, eso puedo asegurarlo, es en realidad una historia inconclusa, y créeme el final será muy bueno.

      Gracias por el comentario.

      Borrar
  3. Wow, la verdad es que le tomo significado a que hallas compartido lo que hasta ahora es tu historia, yo entiendo muchas de esas situaciones, y pues ojala que a todos nos siga llendo bien jeje. Amigo espero sigas escribiendo largo tiempo que de verdad me encanta este blog espero que podamos seguir viendo buenos temas tengo algo de curiosidad respecto al tema de esa relacion gainer-homosexual por que en uno de los post dijiste que no necesariamente tiene que ser asi pero a mi casi me parece que si.

    Saludos y un abrazo de oso! Con la panza bien afuera jeje

    ResponderBorrar
  4. Hola Hugo, Te cuento mi historia:
    Todo inicio cuando tenia 9 años, yo era gordito pero en 3ro de primaria era aun mas, todo inicio cuando estaba en recreo, yo solo comia y no jugaba porque era penoso, entonces me la pasaba comiendo galletas, sabritas y lo que me mandaban era 2 hot dogs o 3 quesadillas, entonces, vi a un joven de secundaria (que aun sigue estudiando en esa misma escuela pero ahora va en prepa), obisisimo, y yo me parecía a el por la gordura, entonces lo vi comprando muchas deliciciosas comidas (galletas, sabritas, etc), todas se las comio el, enontonces empeze a oomer igual que el, todos los días, hasta que llegue a pesar 49 kilos, yo estaba fasinado por mi panza, pero aun quería ser mas gordo, entonces, en mi casa cuando nadie me veía, me ponía sabanas y almohadas debajo de mis camisas, para simular que era gordo, hasta que un dia mi hermana me vio haciendo eso y deje de hacerlo por un tiempo, pero segui comiendo execivamente, hasta que cuando entre a 4to grado, yo comia aun mas, un dia, después de la escuela, fui a comer un restaurante de hamburguesas que quedaba cerca de la escuela, entonces ahí vi, a unos jóvenes pero de prepa, obesisimos, comiendo MUCHO, veias que tenían un monton de platos en su mesa, ellos tenían camisa sport, pero se les veía ajustada, y tenia unos pantalones ajustadísimos, eran jóvenes obesisimos, entonces, cuando termine de comer mi 1ra hamburguesa, mi mama me pregunto si quería algo mas, y le dije que si, me comi en total, 3 hamburguesas y medias grandes, termine muy lleno, tanto que sentí que mi estomago había crecido porque sentía que mi uniforme ya no me entraba, y ahí empezó el gainer en mi, empeze a comer, excesivamente, y llegue a pesar a los 10 años 62 kilos, me sentía genial, me gustaba como mi ropa no me quedaba, entonces segui comiendo y mas y mas, hasta que era el 2do mas gordo del salón.
    En 5to grado, empeze a bajar de peso, para impresionar a una niña que me gustaba, pero me entere que ya tenia novio, y empeze a engordar porque empeze a comer por la tristeza, luego din ningún motivo empeze a delgazar, era algo raro, porque comia mucho, y no hacia nada. En 6to Grado, hay un compañero, ue lo envidio, porque tinene, pezones gordos y flácidos, es obesisimo, pesa 90 kilos, yo apenas peso 70 kilos y quiero pesar mas, pero mis amigos se burlan de los gordos, y empezaron a burlarse de mi , y mi hermosa panza, además no se como lo tomarían mis familiares, porque luego ellos se burlan, o te dicen cosas que al final no quieres hacer, quiero ser un adolecente obeso, como le hago para además de engordar MUCHO mi estomago, también mus pezones que sean gordos y flácidos????
    como puedo hacer que mis amigos entiendan que quiero ser gainer??
    Es normal que a mi edad sea un gainer???
    Has conocido a preadolecentes que quieran ser gainers??
    De todas las fotos que has puesto, cual eres tu???
    Respondeme Gran Gainer Sabio Hugo Hunte.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Te entiendo soy de sexto de donde eres quisiera conocerte soy de Nicolás romero y te a pollo

      Borrar
    2. Es normal el ser gainer al ser joven, yo lo fui también aunque pasaba por cosas difíciles a esta edad finalmente pude liberarme más, y ahora estoy gordo, genial

      Borrar
  5. Hola, de ser honesto MiniGordo no considero del todo saludable que empieces a engordar a esta edad (quizás te sirva leer la entrada "un tiempo para engordar"), si haz bajado de peso es porque tu cuerpo utiliza la energía extra para crecer y desarrollarse, cosa que en los adultos no sucede. Respecto a la forma del cuerpo me temo que no hay formula para seguir, cada uno engorda diferente y en diferentes lugares, habrá que probar como se distribuye la grasa en tu cuerpo. Referente a lo que te puedan decir recuerda que se trata de tu cuerpo y las decisiones al respecto son tuyas, trata de tomarlo con calma, aún siendo gainer puede que no engordes mucho por ahora, pero no te preocupes ya llegara tu tiempo. Si puedes checate el resto de entradas en el blog, te van ayudar ;).

    Otra cosa no me digas sabio ni cosas así, soy como cualquiera, de hecho la mayoría de gainers de mi edad tienen muchas más experiencias (claro que ellos no escriben un blog vedad?). Lo importante es que compartamos lo que sentimos y vivimos, y eso te incluye, aún siendo nuevo en esto o teniendo dificultades eres al igual que todos fuente de apoyo e inspiración. ¡No te rindas! Mucho ánimo y no deseperes.

    ResponderBorrar
  6. yo quiero encontrar a alguien que me engordara. habra gente de esa en veracruz?

    ResponderBorrar
  7. Yo creo que habemos miembros de la comunidad en todas partes, pero hay que buscar y a veces es difícil encontrar a alguien, pero no te rindas!

    ResponderBorrar
  8. es que yo tengo dudas sobre si ser un gainer belly pero no se si son normal las dudas o es porque tengo 14 años y soy muy joven para pensar en esto de ser gainer. Necesito orientación ¿que debería hacer yo? ¿alguna opinión?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Tomalo con calme, disfruta lo que estas conociendo, no trates de apresurar las cosas, aún eres joven y lo mejor es dejarte llevar y no pensar demasiado las cosas, conforme conozcas lo que hay vallas descubriendo que es lo que quieres tu mismo despejaras solo tus dudas, ten paciencia.

      Borrar
  9. donde podria encontrar una pagina donde pueda relacionarme con mas gente que le guste el gaing y los cuerpos gordos. Esque necesito hacer nuevas amistades y necesitaria que aceptasen el hecho de que soy gainer.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Las redes sociales tradicionales (facebook, tweeter y otras) tienen en general muchos grupos dedicados al feederism dónde puedes encontrar a más gente que piensa como nosotros. Algunas más especializadas como grommr o beefyfrat también te pueden ayudar, búscalas en Internet, seguro te sientes como en casa.

      Borrar
  10. Hola yo tambien quisieracontar mi historia:

    Mi primer acercamiento hacia los hombres gordos fue en el cambio de escuela primaria, recuerdo que habia tocado el timbre del recreo para salir al recreo, asi que fui corrriendo a la tienda de la escuela; cuando estaba apunto de llegar a la tienda dela escuela para comprar mis golosinas, recuerdo que vi a uno de los profesores que para mi hasta ese momento se me hizo atractivo, ese profesor vestia una playera color amarillo con un pants color gris, recuerdo que etaba bajando las escaleras donde estaba la tienda, asi que mientras estaba bajando yo me quede por ahi viendo como botaba su gran barriga, y ademas de como esa playera hacia que se vieran bultos gordos de su espalda y parte de su barriga; y de repente, un hombre le hablo y el giro, cuando yo gire mi sorpresa fue que estaba hombre aun mas gordo, lucia una gran barriga que al caminar se balanceaba de lado a lado, inclusive su playera color azul dejaba ver un poco de su barriga. Para cuando acabo el recreo, ellos se iban a dar un abrazo por que era cumpleaños del profesor, asi que por curiosidad corri entre ellos para poder estar entre esas grandes panzas.

    En la secundaria, en el primer dia de clases que tuve, uno de mis profesores al momento de entrar al salon donde tomaba clases para ese año, recuerdo que se metio (cuando lo voltee a ver el iba vestido con una playera gris que dejaba ver la silueta de la barriga, inclusive si se llegaba a estirar por el sueño, esa playera dejaba ver parte de su grandiosa y peluda panza; ademas de unos pantalones de mezcilla que se le caian por su barriga), todos empezaron a murmurar que era muy gordo, para cuando estaba en medio del salon, el giro donde estaba yo, pero gracias a la grandiosa barriga temblorosa, peluda, casi redonda barriga y su peso de 149kg (el nos dijo cuanto pesaba, aquel dia que se presento ante el grupo), puso sobre mi mano su hermosa barriga, y con ello pude tocar lo que yo queria algun dia ser; Inclusive gracias a el pude cumplir con lo que llamaria mi primer fantasia, la cual era darle de comer algun gordo, ya que un dia me pidio que fuera por unas galletas para el en la cooperativa, pero como ya se iba a ir a otro grupo, el me pidio que abriera el paquete de galletas y le pusiera en la boca 2 de ellas.

    Para la preparatoria fue cuando tuve mas el deseo de ser gainer y feeder gracias a un profesor, cuando lo vi por primera salir del salon de junto, vi un profesor que era como el gordo perfecto, por que lo digo, es por que el profesor ademas de que vestia una playera tipo polo naranja que le quedaba justa y dejaba ver su gran barriga, que rebotaba por cada paso que daba, ademas de ser redonda y medio flacida, ese profesor tenia unos grandes pechos que igual rebotaban al mismo ritmo de su barriga, brazos y espalda gordos, ademas vestia un pantalon que dejaba ver su trasero, unas piermas, que aunque cortas, eran muy gordas, ademas de tener un par de chamorros gordos, era ver caminar lo que anhelo desde entonces; inclusive para cuando me daba clases; ademas para cuando me toco que me diera clases el, yo me procuraba sentarme enfrente, entre la mitad, y pegado a la puerta, con el fin de verlo completamente sentado y como lucia su grande gordo cuerpo.

    Desde la secundaria pesaba 59kg, y hasta que termine la preparatoria pesaba 88kg.

    Tambien en la universidad, he visto y fantaseado con los cuerpos de mis otros compañeros gordos, aunque si deseo engordar, prefiero esperarme un poco para poder dedicarle tiempo a estudiar y terminar la universdad, empezara trabajar y asi poder empezar con ese sueño de ser feeder y gainer.

    Ahora tengo 20 años, estoy esperando un poco para engordar un poco más, y si me interesa llevarlo acabo, inclusive he fantaseado con tener el cuerpo como aquel profesor, o mas pesado; o tener una gran barriga como la de muchos hombres gordos tienen; inclusive fantaseo con engordar o ser engordado hasta la inmovilidad.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me alegra que te hallas animado a contar tu historia, siempre recuerda tus prioridades y seguro podrás salir adelante. Gracias por compartir tu experiencia.

      Borrar
    2. Quisiera contactarlo, si puede algún correo o algo para contactar

      Borrar
  11. Hola mi nombre es Gabriel y me gustaría contar mi historia Tengo 12 (si se soy muy chiquito para esto del gaining y feederism para mi edad —b—) bueno me atraen las mujeres gordas bueno empieso comienzo en kinder entonces me imaginaba manga de gordis (a esa edad ya sabia leer y dibujaba bien) bueno yo veia dragón ball y era fan de majin boo por su gordura (tenia solo 5) a los 6 ye tenia internet y empese a jugar vídeo juegos en especial el sonic entonces empecé a comer mucho en los recreos eran 2 galletas 2 jugos y 1 burrito comía eso todos los días además del dinero que me daban me compraba pizzas y panquesitos.
    Llegaba ya tercero de primaria tenia 9 y era rellenito siguiendo leyendo manga y viendo anime (además gore) empecé a ver paginas de gaining como grommr etc conocí a chicos pasandandome como un chico mayor de 18.
    Ya han pasado los años pesaba alrededor de 67 kilos (me veía solo rellenito no gordito) y llega sexto y conocí a un chico que repitió el año que me cae muy bien pesa alrededor de 100 kilos me hiba a su casa seguido y comiamos mucho el se preocupaba mucho en vestirse pero a mi me daba igual (eran millonarios) y me presento su ps4 y dije ¡DE PELOS! entonces yo voy seguido a su casa gracias a eso me ayudo a engordar.
    Ahora peso 110 (gracias a las vacaciónes y ir seguido a la casa de mi amigo y jugar) peso 100 kilitos ahora veo mi panza y digo guau me encanta mucho además que termine con mi novia la tristeza me ayudo. ( voy en primero de secundaria )
    Paso mi correo para ver si quieren contactarme garitox86@gmail.com

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Ánimo, no dejes que algo como la depresión te engorde, piénsalo bien.

      Borrar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderBorrar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderBorrar
  14. Mi historia es la siguiente, siempre fui un niño muy delgado, tanto es así que me decían "el flaco" hasta los nueve o diez, cuando mis padres me dieron algo para abrir el apetito no sé qué era, seguro me lo daban en el licuado o en algún líquido como la sopa, porque nunca me dieron algún jarabe o inyección. El caso es que comencé a devorar todo lo que me ponían enfrente, antes era muy melindroso para comer, recuerdo que acababa de comer y a la media hora ya tenía ganas de volver a repetir. Engordé rápidamente, hasta entonces nunca había fantaseado con el peso ni nada por el estilo, cuando me volví gordo odiaba estarlo y me daba mucha pena que me dijeran que ya no era el flaco sino el gordo, o que me tocaran la panza y esbozando una sonrisa me dijeran que ya era un gordo etc.. Fue hasta que un primo mío que era tapatío que venía en Navidades a pasarlas aquí llegó más gordo que yo, siendo que el año anterior estaba tan delgado como yo, lo que admiré de él fue que andaba sin camisa sin ninguna pena, tenía grandes chichis, gran panza y cuando le decían lo mucho que había engordado lejos de enojarse o sentir pena, empezaba a reír y a tocar su panza, recuerdo que me invitó a comer una pizza y se dio un atracón. Fue ahí cuando empecé a sentir algo por los gordos, a fantasear con engordar a alguien etc...

    ResponderBorrar
  15. Contare mi historia
    De niña siempre fui delgada, por ideas raras de mi familia casi no iba a la escuela por lo me la pase encerrada en casa jugando sola, siempre fantaseaba que era la heroina en diferentes mundos y siempre tenía un amigo/novio y por alguna razón tenia un defecto o pasaba algo que terminaba siendo muy gordo.
    Luego mis padres se separaron y a los 8 empece a engordar, cuando tenía 9 pesaba 55kg. Y a los 10 pesaba 62kg. A los 11 70kg y de ay ya no subí. Nunca pensé en engordar o que me gustaría ese mundo, más porque mi familia esta traumada con la obesidad por ser propensa a la diabetes.
    Fue hasta los 12 de tuve mi primer deseo sexual gainer por así decirlo cuando estaba viendo "click perdiendo el control" en la escena de Adam Sandler aparece en futuro siendo gordo,de hay me imagine que estaba igual gorda y no satisfecha con mis fantasías busque en Internet y lo primero que encontré fue BBW y fue como comencé en ese mundo y me propuse a querer ser la mujer más gorda del mundo, como mi papá nunca dijo nada no me preocupe hasta que entre a los 16 a la prepa con 92kg. y ya toma importancia desde que no hay uniformes de tu talla hasta como te ven los demás, por lo que solo fantaseaba en mi mente y deje por la paz el engorde. A los 17 conocí a un chico (el cual era delgado) un año después me hice su novia y para cuando tenía 19 me case con él (puedo decir que si me enamore y mucho, sin necesidad de salir embarazada) y pues ya tenemos un año de casados y fácil mi esposo ya subió como 10 a 15kg. Lo cual lo hace más excitante y sexys (nunca tuve la intención de engordarlo hasta que note su panza) ese fue un momento raro para mi mente ya que el no le gusta estar gordo y respeto la libertad y decisión de las personas sobre sus cuerpos y por otro lado me gusta provocarlo a comer demás y ver como se ve más gordo. Por lo que un día hablando sobre nuestros fetiches le conté sobre el mundo gainer y al final acepto ponerse gordo para mi (lo cual no me gusta, por que no suena convencido y me hace sentir mal, aunque ya hablamos el dice no tener problemas) y ya por último en este último mes me he puesto la meta de pesar 110kg el próximo año (actualmente peso 89kg.y tengo 20).

    ResponderBorrar
  16. Mi historia:

    De pequeño siempre me gustaron las inflaciones de hombres sea en grasa o músculo, aunque no teníamos mucha comida o dinero, era flaco con barriga y mi papá siempre decía que no fuésemos gordos, pero YO NUNCA ME DI POR VENCIDO FUE HASTA LOS 18 AÑOS QUE TUVIMOS MAS ECONÓMIA Y FINALMENTE AUMENTE COMO 70 LIBRAS,ahora me veo gordo y más grande, pero siempre deseo hacerme más grande y mi deseo también es tener una pareja feedeer o hacer el mutual gainer, ahora soy elas pesado de mi casa, y me encanta usar ropa floja ya que puedo comer en exceso y no me aprieta y descubrí que haciendo eso sin saberlo aumente 10 libras, mis pantalones no me quedaban

    Guau, me encanta comer y querer ser más grande y quiero serlo aún mas

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Que genial ami me pasa igual me gustaría conocer a alguien que le gusten los gordos, que me hiciera engordar o yo poder engordar a esa persona

      Borrar
Artículo Anterior Artículo Siguiente